miércoles, 13 de marzo de 2019

DHIALA, la que volvió de sus muertes.

DHIALA, la que volvió de sus muertes.
Se arrastró hasta el ventanal. Corrió las cortinasl como acostumbraba hacerlo los dí
as de lluvia.
No se asombró de los ajusticiados sino de la presencia de esa mujer irreal, apenas cubierta
con un taparrabos y su torax desnudo. Su sonrisa de muchacha enamorada parecía burlar
el puñal que parecía crecer en su mano.
- Cómo es ?- interrogó una voz sutil, demasiado sutil para que no fuera de niña.
- Estos no son tiempos heroicos...apenas debe ser un sueño triste.
- No, amigo, estos son tiempos heroicos.
El niño se arrastró hasta el espejo y la miró desolado{
- Ella no puede ser real, aunque...- y calló encajonado en un sollozo.
La niña dejo escapar una risita cosquillosa
- De que te ríes Seyna- preguntó el niño.
- De tu candor- respondió la niña y comenzó a arañar el interior del espejo como una gatita
juguetona.
- Supongo que crées que esto es un sueño y te burlas de mí. Siempre te burlas de mí
- No, amigo Soy tu duende, la que te susurra en las vigilias, te canta al amanecer, y a plena
luz del amanecer te desencanta de tus tribulaciones.
- Sabes que sacrifican niños como manera de sometimiento a nuestra nación...
- Si, hermanito, pero ha llegado ella---
- Quién es ? Qué es ?
- Dhiala, la que vuelve de sus muetes. Tú lo hiciste posible.
- No , amiga, ella es irreal como tú eres irreal.
- Calma, hermanito Una noche romperé el cristal de este espejo y saldré a la calle.
- Tu eres un sueño...
-...hecha por un niño mutilado en edad de volar.
El niño se puso a llorar..

No hay comentarios:

Publicar un comentario